pizza veraniega

Las mejores recetas para el verano 2023

Este verano de 2023 viene cargado de frescura y color en el mundo de la gastronomía. Se antojan platos ligeros, nutritivos y deliciosos que satisfacen el paladar y a la vez refresquen durante los días de calor.

Pero ¿cuáles son las recetas ideales para esta temporada? Aquí te presentamos una selección de las mejores recetas para el verano 2023 que no solo son sencillas de preparar, sino que también serán el deleite de todos en casa.

¿Qué recetas preparar para el próximo verano?

Con la llegada del verano, surge la necesidad de refrescarse y aunque la primera opción es ir a piscina o la playa, también es posible disfrutar de comidas deliciosas y refrescantes en esta época.

Ensalada de sandía, feta y menta

El verano es la época ideal para disfrutar de la sandía, y esta ensalada es la mejor manera de hacerlo. Comienza cortando una sandía pequeña en cubos o usando un sacabocados para hacer bolas.

Después, desmenuza 200 gramos de queso feta y pica un manojo de hojas de menta fresca. Combina todos estos ingredientes en un tazón grande, rocía con un poco de aceite de oliva extra virgen y condimenta con sal y pimienta al gusto.

Revuelve suavemente y ya tienes una refrescante y deliciosa ensalada para empezar tus comidas veraniegas.

Ceviche de camarones al mango

Nada mejor para combatir el calor que un ceviche. En esta receta, le damos un toque tropical. Coloca 500 gramos de camarones pelados y desvenados en un tazón y cubrelos con el jugo de 5 limones.

Mientras los camarones se marinan en el refrigerador durante 30 minutos, pica 2 mangos maduros, 1 cebolla morada y 2 chiles serranos.

Pasado el tiempo de marinado, añade las frutas y verduras picadas a los camarones. Finaliza añadiendo cilantro fresco al gusto y sazonar con sal. Revuelve bien y ya tienes un ceviche de camarones al mango, lleno de sabor y frescura.

Helado casero de frutas del bosque

Para terminar con un dulce sabor de boca, te presentamos este helado casero de frutas del bosque.

Tritura 500 gramos de frutas del bosque congeladas (fresas, moras, arándanos) en una procesadora de alimentos hasta obtener un puré. En otro recipiente, bate 200 ml de nata hasta que esté montada y añade 150 gramos de azúcar.

Incorpora el puré de frutas a la nata y mezcla con cuidado. Vuelca la mezcla en un recipiente especial congelador y congelar durante al menos 4 horas. Con eso, tendrás un delicioso helado casero para disfrutar en las calurosas tardes de verano.

Gazpacho andaluz

El gazpacho andaluz es una sopa fría de origen español que es ideal para los días calurosos de verano.

Para hacer este plato, necesitarás 1 kilo de tomates maduros, 1 pepino, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 200 ml de aceite de oliva extra virgen, 2 cucharadas de vinagre de vino blanco y sal al gusto.

Comienza pelando y picando los tomates, el pepino y el pimiento. Luego, tritura todos los ingredientes en una batidora hasta obtener una textura suave. Añade el aceite de oliva, el vinagre y la sal, y mezcla de nuevo.

Para finalizar, refrigera el gazpacho durante al menos dos horas antes de servirlo. Hazle frente al calor con esta refrescante opción culinaria.

Brochetas de pollo y piña a la parrilla

Para algo un poco más sustancioso, estas brochetas de pollo y piña a la parrilla son la opción perfecta. Necesitarás 500 gramos de pechuga de pollo, 1 piña, 2 pimientos de colores, aceite de oliva, sal y pimienta.

Primero, corta la pechuga de pollo en cubos y marinar en una mezcla de aceite de oliva, sal y pimienta. Deja marinar durante al menos 1 hora. Mientras tanto, corta la piña y los pimientos en trozos del mismo tamaño que el pollo. Luego, ensarta el pollo, la piña y los pimientos en brochetas, alternando entre cada uno.

Por último, coloca las brochetas en la parrilla hasta que el pollo esté bien cocido y los vegetales estén tiernos. Son fáciles de hacer y perfectas para una comida al aire libre en el verano.

¿Por qué cuidar la alimentación durante el verano?

empanadas al horno

El verano es una temporada del año en la que solemos relajarnos, disfrutar del sol y pasar tiempo al aire libre. Sin embargo, también es una época en la que la alimentación puede volverse un reto.

La combinación de altas temperaturas y un cambio en la rutina puede hacer que nuestros hábitos alimenticios se vean afectados.

Los riesgos de la deshidratación

Uno de los mayores riesgos del verano es la deshidratación. El calor provoca que el cuerpo pierda agua y sales minerales a un ritmo más acelerado. Por tanto, es esencial incrementar la ingesta de líquidos y consumir alimentos ricos en agua como frutas y verduras.

Además, es importante recordar que las bebidas alcohólicas y las ricas en cafeína pueden tener un efecto diurético, lo que puede agravar la deshidratación.

Cambios en el apetito

Durante los meses de verano, es común experimentar cambios en el apetito. Algunas personas pueden perder el apetito debido al calor, mientras que otras pueden caer en la tentación de comer alimentos poco saludables en fiestas y barbacoas.

Aquí radica la importancia de seguir una dieta equilibrada que incluya una variedad de alimentos de todos los grupos.

Importancia de una alimentación saludable

Una alimentación saludable puede ayudar a mantener la energía y evitar el agotamiento causado por el calor. Consumir alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasas saturadas y azúcares puede ayudar a mantener un peso saludable y prevenir enfermedades crónicas.

El verano es una excelente oportunidad para disfrutar de la variedad de frutas y verduras de temporada, así como de las diferentes recetas que indicamos más arriba.

Estos alimentos no solo son deliciosos, sino que también están llenos de vitaminas, minerales y fibra que pueden ayudar a mantenerse saludable.