Alimentos beneficiosos para una vida saludable

Alimentos beneficiosos para una vida saludable

El tesoro más preciado con el que cuentan los seres vivos es la salud y es que podemos decir que la mayoría de las personas están de acuerdo en que este beneficio no tiene precio.

Gracias a los alimentos estaremos más sanos

La condición sana de un organismo puede ser algo tan cotidiano que se da por sentado, pero muchas veces no se cuida como se debe. Sin embargo y al igual que lo realmente valioso en esta vida no se extraña hasta que se pierde.

Lo más importante es entender de manera consciente que la salud se debe cuidar.

Existen muchos aspectos que son importantes para en el cuidado del organismo, aspectos físicos, psíquicos y espirituales. Entre los aspectos físicos destaca algo que habremos escuchado más de una vez: somos lo que comemos, convirtiendo a la alimentación en uno de los puntos que más se deben cuidar para tener un organismo saludable.

Alimentos que ayudan a tener una vida sana

Las personas comen a diario y varias veces. Es importante conocer cuáles son los alimentos infaltables en la dieta, ya que proporcionan la calidad de nutrientes que requiere el organismo para un funcionamiento sano y equilibrado.

Entre estos alimentos es necesario incorporar en la lista del supermercado:

Los granos

Han estado en la dieta desde hace miles de años y han hecho crecer a cientos de generaciones. Todos los cereales son recomendables aportan proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales.

Es preferible mostrar preferencia por el grano integral tanto en panes como pasta y arroz, eso sí, evita los cereales enriquecidos o industrializados cargados de azúcar o grasa.  Una opción económica y nutritiva son las lentejas, alubias y garbanzos.

Combinados con vegetales son un alimento excelente. Además, contienen fibra que favorece la digestión y disminuye los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Son versátiles de excelente sabor, variedad y satisfactorios.

Proteínas

Procura comer proteínas de origen animal un máximo de dos veces por semana, siendo preferible optar por las opciones magras y prepararlas sin exceso de grasa.

El Pollo y el pescado son los más recomendables y las carnes rojas en pocas cantidades, evitando también los embutidos. Para las personas con tendencias vegetarianas o veganas deben consumir sus raciones de proteínas de los granos y semillas como nueces, almendras y soja.

Vegetales

Vegetales

Los vegetales son infaltables en cualquier dieta, se deben consumir en todas las comidas bien limpios preferiblemente orgánicos y lo menos cocidos posible.

El brócoli, coliflor y las coles son excelentes antioxidantes, ya que aceleran la producción de estrógenos y son considerados anticancerígenos. Las espinacas, acelgas, rúcula también son beneficiosos para aumentar la hemoglobina. Además contiene muchas vitaminas.

Verduras

Las patatas, zanahorias, apio y calabaza son completamente versátiles. Aportan energía y los azucaras necesarios para el organismo. Además, contienen poca grasa y un excelente efecto satisfactorio.

Frutas

Son infaltables en todo plan nutricional, siendo preferible consumir las de estación. Aportan vitaminas, minerales, antioxidante, y azucares importantes en toda dieta sana siempre y cuando no sea refinada.

Grasas

Contrario a lo que se cree, la grasa es muy importante para el equilibrio corporal. Mantiene sana la elasticidad de la piel, el sistema nervioso central y las células cerebrales.

Sin embargo, se debe consumir buenas grasas conocidas como Omega 3 y Omega 6. Se consiguen del aguacate, nueces, avellanas, almendra y el aceite de oliva crudo. También de pescados azules preferiblemente.

Es importante incorporar los Allium conocidos como el ajo, la cebolla el cebollino, ya que todos cuentan con excelentes propiedades e insustituibles como ingredientes de recetas básicas.

Hábitos para mantener una vida saludable

Aunque la comida es muy importante el alimento por sí solo no hace milagros, ya que existen otros aspectos que se deben considerar para mantener una vida saludable. Dentro de la alimentación no se debe olvidar cuidar los horarios de comida, tener un conocimiento sólido del metabolismo personal para poder determinar el número diario de raciones cantidad y variedad de la misma.

Para esto lo más recomendable es acudir al especialista que se necesite. En algunos casos bastara con un medico nutricionista, otros necesitaran de la intervención de un endocrinólogo.

Lo ideal es que el médico canalice al especialista que el paciente debe ver para informarse de las necesidades nutricionales del organismo.

Esto es muy importante porque un alimento puede tener excelentes propiedades pero si no se conocen los requerimientos nutricionales y particularidades de cada organismo, hasta el más sano de los alimentos puede resultar contraproducente.

Otro aspecto importante es el consumo de agua, ya que el cuerpo humano contiene un alto porcentaje de este y el continuo consumo de este líquido no se debe subestimar a la hora de tener hábitos de vida saludables.

Por otro lado, las costumbres de higiene personal y de los alimentos también garantizan la salud. Por muy sana que sea una fruta o una ensalada se debe preparar con las condiciones de seguridad e higiene alimentaria que se requiere en la cocina.

Costumbres que se deben evitar

También existen  una serie de hábitos que son contraproducentes para mantener la salud. Son tanto malos hábitos alimenticios como otras costumbres dañinas al organismo.

La calidad, frecuencia y cantidad de la comida que se consume puede ser perjudicial.

Por ejemplo, sobre pasar las dosis diarias recomendadas de alimentos y que estén desequilibradas con respecto a la cantidad de calorías que se queman diariamente. Esto por supuesto generará obesidad y esta enfermedad trae otras muy dañinas relacionadas con la circulación diabetes etc.

El alto consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y azucares son malas para el organismo pudiendo ocasionar accidentes cardiovasculares cerebrovasculares diabetes y otras.

La llamada comida chatarra no es más que la adictiva combinación de azúcares y carbohidratos con altos niveles de grasas malas que no aportan ningún beneficio. Las grasas buenas y por el contrario, son necesarias y se requiere de una importante ingesta diaria.

La  vida sedentaria también está cobrando vidas acortando el periodo de vida útil que puede tener un individuo. Las largas horas que se la pasan sentados tanto por trabajos que requieren de poca movilidad, como por entretenimiento se debe variar.

En conclusión, para tener una vida sana es importante tener un equilibrio de la comida, el ejercicio y las actividades de la vida diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *